Seleccionar página

El lugar del hallazgo está en el entorno de la Zona de Servidumbre Arqueológica de Andalucía
Cultura aboga por la conservación de los restos ‘in situ’ para evitar su deterioro

La Delegación Territorial de Cultura de la Junta de Andalucía trabaja en estos momentos para incluir la playa en la que han aparecido los restos de un pecio en El Portil como espacio arqueológico protegido, tal y como ha avanzado la Administración autonómica a Huelva Información.

Andalucía es la única comunidad autónoma que ha protegido zonas subacuáticas de su litoral mediante su ley de patrimonio. Esta declaración de Zonas de Servidumbre Arqueológica supone la protección del patrimonio “en una serie de espacios subacuáticos en los que se presume fundamentadamente la existencia de restos arqueológicos de interés” y, por lo tanto, se considera necesario adoptar medidas de precaución con las que evitar, entre otras amenazas, el temido expolio.

Los restos localizados en la orilla, al descubierto. Foto: Claudio Lozano

YA SE VEN DIEZ FRAGMENTOS QUE CASI SEGURO PERTENECEN AL COSTILLAJE DE OTRO BARCO”

El lugar del hallazgo está en el entorno de esta Zona de Servidumbre Arqueológica. Por tanto, la Junta de Andalucía está empeñada en incluirlo en el catálogo patrimonial como espacio arqueológico protegido.

Cuando el doctor en Arqueología Subacuática Claudio Lozano encontró los fragmentos del pecio el pasado 16 de octubre, lo puso inmediatamente en conocimiento de las autoridades. Al día siguiente presentó un escrito informando a la Junta de Andalucía sobre este asunto, documento en el que defiende como principal tesis que pudieran tratarse “de restos del Matagrana que no descubrió la Junta en su primera intervención” en 2008, pero donde también insta a la Administración autonómica a “que se descarte que se trate de otra embarcación, ya que se encuentran en una cota diferente de donde se ubicaba el pecio del Matagranay además presentan otra orientación”.

Los días 18 y 19 de octubre, según indicó a este diario la Delegación de Cultura, los técnicos se desplazaron hasta la playa para documentar los restos de madera con fotografías e inventariar lo encontrado.

Una vez realizadas estas labores, dieron traslado de la documentación al Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, al Servicio Provincial de Costas de Huelva -dependiente del Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente-, a la Policía Autonómica y al Ayuntamiento de Punta Umbría, responsable de la Policía Local en el enclave. “El objetivo es que entre todas las administraciones protejamos este hallazgo”, apostilla la Junta.

Estos mismos técnicos realizarán ahora un seguimiento del pecio que, al encontrarse en una zona intermareal, no siempre está visible. De hecho, el propio Claudio Lozano explicó ayer mismo a este periódico que ahora la mar ha descarnado el litoral y han aflorado “un total de diez fragmentos, cuando antes había tres, con forma de huso y que casi seguro pertenezcan al costillaje de otro barco distinto al del Matagrana“.

En cuanto a la protección del pecio, afirma Cultura, “se van a seguir los principios de conservación que establece la Unesco, en los que recomienda su conservación in situ, pues una modificación de las condiciones de salinidad y de humedad puede conllevar un importante deterioro”.

Huelva es la provincia andaluza que posee las Zonas de Servidumbre Arqueológica subacuáticas más extensas de toda Andalucía, “ya que la ría de Huelva y el entorno de la costa de Doñana son áreas dónde se encuentra un rico patrimonio subacuático, ya sean barcos hundidos o antiguos asentamientos costeros, hoy sumergidos”, especifica Lozano.

El doctor quiso aclarar que los habitantes de El Portil ya tenían conocimiento de los vestigios de esta embarcación. “No es un mérito mío, es un logro de la gente que se preocupa por su patrimonio; pienso, además, que es un incentivo para los colectivos sociales que tratan de reivindicar el patrimonio de Huelva, como vemos en el caso de los cabezos de la capital o del nuevo Museo Arqueológico de Huelva en la sede del antiguo Banco de España”.

Claudio Lozano felicita a la Junta de Andalucía por su decisión de proteger el espacio, “un primer paso que le da entidad jurídica”. La iniciativa es un “aliciente”, asegura, para Isla Cristina y Ayamonte en la gestión del patrimonio sumergido de la ría Carreras, el yacimiento romano que se encuentra a varios metros de profundidad frente a Punta del Moral donde se acreditó “la existencia de columnas, mortero de construcción romano, diferentes tipos de cerámica, huesos, mármol, y hasta las imágenes de un posible molino mareal único, en el área del actual Caño de la Mojarra”, investigación en la que intervino el propio arqueólogo.

Ante este panorama, Lozano alberga la “esperanza de que el rico patrimonio sumergido de Huelva, que demostradamente incluye navíos del combate naval de Trafalgar, galeones de la Carrera de Indias, asentamientos sumergidos como el de la ría Carreras o barcos posiblemente fenicios como el que se encuentra sumergido en la ría de Huelva, tengan algún día eco en grupos de investigación” de universidades como la de Cádiz u otras extranjeras. “Espero que pronto tengan interés en trabajar en Huelva, tal y como ocurre actualmente en Namibia o Mozambique”, concluyó.

Fuente: http://www.huelvainformacion.es/provincia/Junta-designara-espacio-arqueologico-protegido_0_1190881136.html