Seleccionar página

Paul Allen, cofundador de Microsoft, lidera el equipo que descifró la misteriosa localización del ‘USS Indianápolis’

El USS Indianapolis fue una pieza estratégica vital en el operativo militar estadounidense durante la Segunda Guerra Mundial. En su misión final se le encomendó transportar los componentes de “Little Boy”, como se bautizó la bomba atómica que cayó sobre Hiroshima el 6 de agosto de 1945. El crucero fue torpedeado por un submarino japonés. Sus restos han sido encontrados 72 años después a 5,5 kilómetros de profundidad en el lecho del océano Pacífico.

 

El Indianapolis llevaba 1.196 hombres a bordo cuando fue hundido a su regreso de la misión secreta entre Guam y Leyte, en el mar de Filipinas. Se salvaron 316 marineros. Es la mayor pérdida de vidas sufrida por la fuerza naval de los Estados Unidos en su historia. La búsqueda del barco estuvo liderada por un equipo civil con Paul Allen al frente. El cofundador de Microsoft está dedicando parte de su ingente fortuna a coleccionar aviones de guerra.

View image on TwitterView image on Twitter

We’ve located wreckage of USS Indianapolis in Philippine Sea at 5500m below the sea. ’35’ on hull 1st confirmation: http://paulallen.com 

El descubrimiento del USS Indianapolis se hizo el 18 de agosto, utilizando como guía unos nuevos datos sobre su posición la noche antes de ser destruido. La historia es caprichosa. Allen resucita el crucero en plena escalada de la tensión por el programa nuclear de Corea del Norte, con la atención de todo el mundo dirigida precisamente hacia ese mismo punto geográfico y geoestratégico del Pacífico.

La misión era tan secreta que nunca se mandó una señal alertando del naufragio y los supervivientes fueron rescatados por casualidad

Hasta 900 marineros lograron saltar por la borda antes de que se hundiera. Le llevó solo 12 minutos desaparecer. Pero la misión era tan secreta, que nunca se mandó una señal alertando del naufragio y los supervivientes fueron rescatados por casualidad cuatro días después, en unas aguas infestadas de tiburones. Precisamente porque no hubo una llamada de auxilio, su localización fue un misterio.

Los componentes de “Little Boy”, la primera bomba atómica utilizada en un conflicto, y el uranio enriquecido que hacía de combustible tenían como destino la base militar estadounidense en la pequeña isla de Tinian. El USS Indianapolisfue destruido cuatro días después de completar su misión y menos de una semana antes de que los japoneses se rindieran, poniendo fin a la guerra.

Memorial

Allen dice que como estadounidense debe una especial gratitud a la tripulación del navío, “por su coraje, persistencia y sacrificio”. Y por eso espera que este descubrimiento sirva para rendirles tributo. El USS Indianapolis seguirá siendo propiedad de la US Navy, precisa la nota en la que se da a conocer su hallazgo. De entre los supervivientes, hay aún 22 miembros de la tripulación que siguen con vida.

Buque de exploración Petrel.
Buque de exploración Petrel. FUNDACIÓN PAUL ALLEN

La isla de Tinian está localizada al norte de Guam. El barco se dirigía hacia Filipinas, cuando el submarino imperial japonés I-58 lo abatió con dos torpedos el 30 de julio de 1945. El equipo de Allen, que cuenta con un barco, el Petrel, diseñado especialmente para estas misiones de exploración, descubrió antes los restos del buque militar japonés Musashi y el italiano Artigliere, ambos de la época.

La destrucción del crucero y el ataque de los tiburones a los supervivientes sirvió de inspiración para la película Tiburón. El capitán Quint, interpretado por Robert Shaw, recuerda los detalles de la historia del USS Indianapolis en uno de los pasajes de la cinta. Era uno de los que logró escapar con vida de las fauces de los tigres de agua salada. “Vimos llegar el primero a la media hora”.

Fuente: https://elpais.com/internacional/2017/08/21/mundo_global/1503267861_558329.html?id_externo_rsoc=FB_CC