Seleccionar página
Subparke celebró un Seminario con un total de treinta buceadores titulados
Diario de Alemería

Diario de Almería

Descubrir el patrimonio arqueológico almeriense que se encuentra en los fondos marinos. Subparke organizó un Seminario para que treinta buceadores titulados pudieran aprender sobre legislación, formas de trabajar y los secretos que se encuentras en el litoral almeriense.
Pako Romero, de Subparke, explica el funcionamiento del Seminario:

“El trabajo acuático lo hemos llevado a cabo en la Isleta del Moro a una profundidad de unos tres metros aproximadamente. El primer día se dedicó a realizar una inmersión de prospección. Cada uno de los grupos de trabajo hizo un reconocimiento del entorno para poder desarrollar al día siguiente una simulación de trabajo de campo. De este modo, pudieron poner en práctica la técnica de trabajo más habitual a la hora de excavar bajo el agua, que es la de crear una referencia espacial en forma de cuadrícula. También se realizó una simulación de excavación arqueológica en tierra en Rodalquilar. Los participantes tuvieron la posibilidad de emplear los instrumentos que normalmente se emplean en la realidad”.

Pako Romero explica en qué han consistido estos días de formación: “Lo primero que quisimos transmitir a los participantes es que el objetivo de esta convocatoria no era ni mucho menos formar expertos arqueólogos del fondo marino, ya que esta disciplina requiere mucho más que las dos jornadas que hemos dedicado al seminario. Nuestra idea ha sido desde el principio dar a conocer de una manera genérica el trabajo del arqueólogo, desde la metodología y la terminología, hasta la problemática legal a la que hay que hacer frente, pasando por una introducción a los materiales arqueológicos, entre otras cuestiones. Belén Alemán ha sido la arqueóloga encargada de compartir su quehacer diario con los participantes. Lo que también se ha querido dejar claro es que la investigación arqueológica submarina no difiere mucho de la que normalmente se realiza en tierra firme, aunque al tratarse el agua de un medio diferente, requiere una serie de técnicas especializadas que se adapten a sus peculiaridades. En este caso, el papel del arqueólogo subacuático consiste en tener en cuenta este hecho utilizando los instrumentos adecuados para poder desenvolverse en un entorno en el que la profundidad, el tipo de fondo o la temperatura del agua pueden condicionar notablemente su trabajo”.

El responsable de Subparke describe los aspectos a tener en cuenta del buceo arqueológico y la funcionalidad que tiene: “Una de las premisas a tener en cuenta, es que, dadas las características específicas del medio, el trabajo de campo en el medio acuático adquiere unas dimensiones que nada tiene que ver con su extrapolación al medio terrestre. Cualquier movimiento se ralentiza más y además la comunicación con el resto de los componentes del equipo precisa de otros medios al margen del habla tradicional. En la actualidad, la arqueología subacuática se ha convertido en la mejor aliada en el estudio de la construcción naval antigua: cómo se construyeron los barcos, cómo se diseñaron o qué tipo de madera se empleaba. Son las propias condiciones de conservación del medio acuático así como los cargamentos de los barcos los que han permitido la conservación de naves de todas las épocas”.

El técnico de Subparke explica la riqueza arqueológica de los fondos almerienses: “A lo largo de todo el litoral almeriense se conocen hallazgos de restos arqueológicos sumergidos desde el Campo de Níjar y Roquetas de Mar hasta Adra. Se han documentado restos de naufragios y fondeaderos con materiales que van desde época fenicio-púnica, romana, medieval, moderna e incluso existe un pecio de época contemporánea”.

La valoración de estos dos días ha sido buena: “La impresión general ha sido bastante positiva. A lo largo de estas dos jornadas, los participantes han destacado la gran laboriosidad y el trabajo minucioso que requiere cualquier tipo de trabajo de estas características. Partiendo del exhaustivo trabajo de investigación y estudio previos, interpretación de los posibles hallazgos, aplicación de la legislación vigente… Algo muy lejano de la imagen idílica que nos presenta los Indiana o los Tadeos cinematográficos”.

Fuente:

http://www.elalmeria.es/article/provincia/2144773/arqueologia/los/fondos/marinos.html