“Hay que decirle a la gente que tenemos un tesoro  de agua dulce (…) el libro de los mayas sumergidos no está escrito”, Guillermo de Anda.

El primer arqueólogo subacuático mexicano en ser nombrado explorador por laNational Geographic Society, Guillermo de Anda Alanís, se pronunció por revalorar el patrimonio arqueológico subacuático del país y atender la profesionalización en esta área.

Guillermo de Anda primer arqueólogo subacuático mexicano dice que sólo han explorado 300 de 6,000 cenotes de Yucatán. (NTX)

Guillermo de Anda primer arqueólogo subacuático mexicano dice que sólo han explorado 300 de 6,000 cenotes de Yucatán. (NTX)

A pesar de las investigaciones que se hacen en cuevas y cenotes que frecuentaban los mayas, México se encuentra en “pañales” por lo que hace a la exploración de patrimonio arqueológico subacuático, aseguró De Anda Alanís.

El experto reveló que al patrimonio arqueológico subacuático no se le da la importancia que merece. “Estamos (apenas) empezando este viaje”, agregó.

De Anda destacó que descubrimientos como el ocurrido en el cenote Hoyo Negro con el esqueleto de la mujer llamada Naia colocan en el mapa a la arqueología subacuática y no solo eso, sino que se le empieza a poner más atención.

“No se le da la importancia a este patrimonio, hablamos de profesionalización, pero en México no hay cursos, y estamos ya fomentando el desarrollo de este tipo de cursos; hay instituciones que ya están tomando cartas en el tema, una de ellas es la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“Hay que decirle a la gente que tenemos un tesoro  de agua dulce (…) el libro de los mayas sumergidos no está escrito”, Guillermo de Anda.

“Tenemos extraordinarios espeleólogos y buzos mexicanos, pero lo que no hay es arqueólogos profesionales titulados que hayan ido a una escuela a prepararse en esa especialidad, mucho menos que tengan la profesionalización de arqueólogo-subacuático”.

Por otro lado, refirió que “en la Península de Yucatán tenemos seis mil cenotes y de estos se han explorado 300, un porcentaje mínimo, es decir, lo que falta por descubrir es inmenso, porque puedes pasar por un cenote sin descubrir nada y de pronto de encuentras algo, así son estos contextos”.

La cifra de cenotes ya explorados representa apenas el  cinco por ciento del total.

“Estamos hablando de que se empieza a arañar la superficie de toda esta investigación y lo que es fundamental, es preservar el contexto, pues si se acaba, perderemos la oportunidad de entender el poblamiento de América y qué es lo que sucede con estos cenotes.

Es decir, acotó, lo que ocurre con estos cenotes y su relación con el cambio climático y cómo estos estudios pueden hacer comprender el presente y crear una ciencia arqueológica nueva del futuro”.

El arqueólogo se pronunció, además, por que este patrimonio que se encuentra en el mar mexicano, se dé a conocer.

“Hay que decirle a la gente que tenemos un tesoro invaluable de agua dulce, materiales arqueológicos; el libro de los mayas sumergidos no está escrito, estamos juntando páginas, viendo los rituales y época, y los cenotes nos están dando claras muestras de que hubo cambios climáticos y de que ellos lo resienten y lo manifiestan”, concluyó.

Invitado por la National Geographic Society y Cengage Learning, Guillermo de Anda ofrece charlas por distintas universidades, como parte de un ciclo de conferencias.

Fuente: http://sipse.com/milenio/experto-arqueologia-subacuatica-guillermo-de-anda-cenotes-yucatan-108593.html

 

es Spanish
X