Seleccionar página

La mina Ojamo, ubicada cerca de Helsinki, es el buceo en cuevas finlandés más sorprendente y desafiante, ofrece historia, aguas claras y estupendas sensaciones en la oscuridad.

Buceo en la mina Ojamo: un buceo increíble y desafiante.

950d14b3-080c-48e7-87ca-2c78ffc1e104El lugar está situado en Lohja, un pequeño pueblo a aproximadamente media hora en auto desde Helsinki en Finlandia. Allí, una de las actividades más típicas es el buceo en cueva en una antigua mina de piedra caliza en Ojamo (en las afueras del pueblo), la cual también representa la atracción de buceo más popular en Finlandia, ya que no existen cuevas naturales para el buceo. De hecho, la Mina Ojamo es considerada como una de las cuevas de buceo más desafiantes y extremas del mundo.

La mina, completamente inundada, cuenta con múltiples niveles que van desde los 38 metros a los 200 metros de profundidad, donde se pueden encontrar salas inmensas cavadas en la roca y conectadas por una impresionante red de túneles. Los túneles más largos están situados a 88 metros de profundidad, lo que solía ser el nivel de la minería principal de la mina, y, actualmente se exploran nuevos túneles. La entrada a la mina es a través de un lago que está cubierto por hielo durante el invierno pero es controlado por un pequeño compresor que mantiene la entrada abierta todo el año.

Ojamo: una mina llena de historia

5688018f-3adc-4845-b91b-4acf90cf287aLohja tiene una antigua historia de minería ya que las actividades en Ojamo empezaron en 1542, pero la minería moderna comenzó realmente en 1897 con la revolución industrial y la explotación de la piedra caliza. Durante la Segunda Guerra Mundial, cuando Finlandia entró en conflicto con Rusia, la mina fue convertida en un campo de concentración donde los prisioneros trabajaban por turnos. Poco a poco, la actividad dejó de ser rentable por lo que la mina fue cerrada en los años 60. El bombeo de agua desde la mina fue detenido y, finalmente, ésta se llenó de agua a los pocos años. En la década de los 70, se practicó el primer buceo en Ojamo. Hoy en día, el agua en la mina llega a más de 200 metros de profundidad, pero todavía la profundidad exacta no es conocida. La inmersión más profunda registrada es de 160 metros.

 

¡Prepara tu traje seco y venga a sumergirse en la oscuridad!

Para bucear en el interior de los túneles de buceo, existen requisitos más rigurosos debajo del hielo y la profundidad, pero el nivel del agua que alcanza los varios niveles del suelo, hace que las inmersiones planificadas sean fáciles en Ojamo. Los buzos que quieran intentar la experiencia, disfrutarán de excelentes condiciones de buceo durante todo el año, con aguas claras, pero frías (4 º C). Además, un buzo de seguridad siempre está dispuesto a responder a cualquier problema que enfrenten, y varias botellas de seguridad de repuesto se colocan en la profundidad en los pasajes críticos dentro de la mina. El sitio de Ojamo, que se parece a un lugar secreto de buceo, se ha convertido en la base para la Asociación Finlandesa de Buceo en Cuevas. Las inmensas salas mineras ofrecen una hermosa experiencia con muchas cosas para fotografiar ya que el lugar está lleno de artefactos mineros y de cosas abandonadas. Herramientas, carretillas y lámparas eléctricas han sido dejadas allí por las personas, lo que da la sensación de estar buceando un buque hundido. Los buzos también se sorprenderán por el paso de Hell’s Gate, una enorme construcción de concreto que soporta el techo de la mina. A pesar de que es posible perderse en un lugar tan extraordinario, existen líneas con flechas de dirección para guiar a los buzos.